Danza

DANZA

¿Sabías que llevar a tus hijos a clases de danza tiene muchos beneficios para los pequeños? Además de desarrollar una actividad artística y entretenida, los ritmos de la danza aportan beneficios en el desarrollo físico como psíquico.

El baile estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, favorece la eliminación de las grasas, y contribuye a corregir malas posturas. También puede ayudar a corregir problemas como el pie plano, las posiciones que adoptan los pies durante la clase pueden hacer que poco a poco se corrija.

La danza requiere de una gran concentración para el dominio de todo el cuerpo y, además,  ayuda a fortalecer los músculos, la flexibilidad y la coordinación de los movimientos. Por tanto, es una forma divertida de ejercitar el cuerpo y de lograr un estado mental más fuerte y equilibrado.

Danzar implica también trabajar en equipo para coordinar diferentes partes del baile. El compañerismo es muy importante de cara a muchos aspectos de la vida tanto académicos como personales. Además es una forma de que tu hijo haga nuevas amistades y que compartan el mismo hobbie. En ese sentido, es una forma también de superar la timidez y de mejorar su autoestima.

 

  • Predanza 2-3 años.

 

  • Danza a partir de 3 años.